CUIDANDO A MARGARITA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

CUIDANDO A MARGARITA
Por RAÚL EMILIO ACOSTA – El Litoral

Varias cuestiones definen la política de la región.

Margarita Stolbizer es la colina progresista en este paisaje. El socialismo rosarino debe defenderla. Es vital para crecer fuera de la provincia. No piensan igual los radicales.

Margarita tiene buen destino, pero no es sencillo. Creció. La atacarán.

Debe cuidarse del falso progresismo. CFK representa eso. El ‘ladri’ progresismo se molesta mucho con los progresistas que piensan y viven en la honestidad y la coherencia.

Trataron de destrozar a Hermes Binner y harán lo mismo con Margarita. El ‘ladri’ progresismo entiende que su enemigo natural es el que no roba.

Margarita tiene otro problema, en este caso de construcción. Su pasado radical le impide expulsar esta índole de dirigentes. Un entorno radical asegura internismo, alcahueterías e ineficiencia. No sirve. El radicalismo pos 2001 es una diáspora onanista. O peor.

El otro problema de Margarita es que no ha sido “ejecutivo”. La ausencia de gestión es la diferencia fundamental con el falso progresismo de CFK. Margarita es el reverso serio de CFK. Ésa es su verdadera oposición.

Los rivales políticos de Margarita son claros. La centro derecha en sus dos variantes. El peronismo bonaerense y el pro peronismo. Mauricio Macri primero. Scioli después.

Margarita tiene votos en provincia de Buenos Aires, en la provincia de Santa Fe y suma los desencantados de las derechas y los falsos progresismos en todo el país. Se le acercarán los radicales que rechazaron el proyecto Macri y el fallido proyecto Massa. Los últimos radicales honestos.

Debe cuidarse de los oportunistas. Debe sumar izquierdas claras que arrimen votos útiles. CGT disidente, CTA disidente. Todos quieren un puestito. Filtrar egoísmos es su tarea.

Hay un voto ético que la acompañará.

En 2011 fue el 18%. Ahora puede afirmarse que un 20 ó 25% se alinearía con la socialdemocracia europea que representa Stolbizer.

Cobos buscando su puestito. Conmilitones en Córdoba, La Pampa, CABA, Tucumán y Entre Ríos aseguran votos. Acaso diputaciones.

Es interesante ver cómo se altera el panorama en Santa Fe ante la presencia de un candidato nacional posible.

El peronismo bonaerense en Santa Fe soporta el fracaso de Massa y sus candidatos. Sólo Oscar “Cachi” Martínez es anterior al atrevido ex funcionario y ex intendente. Su sector ya vivía y eso da continuidad. Scioli espera el 15 de junio para decir presente. Y espera a CFK. Perotti, inflado por los socialistas, es un certificado de asistencialismo. Buzzi un conflicto de asesores.

El peronismo bonaerense es el que aseguraría un triunfo de Lifschitz sobre Del Sel sin sobresaltos. Y la foto de Binner/Bonfatti. Todo precario todavía

¿Y Margarita? Margarita vendrá a abrazarse con el socialista ganador el domingo 14 de junio y será feliz con “Binner senador”. Los socialistas regalarán una senaduría nacional femenina a alguna radical que encontró un billete premiado y tres diputaciones nacionales a radicales traidores o ignotos personajes. Necesitan armar una lista “plural”, dicen, y tal vez pidan la vicepresidencia. Sería lógico.

Lo verdaderamente lógico es cuidar a Margarita de radicales internistas, embates “ladri” progresistas y viejos dirigentes jugando todo a un puestito legislativo. Ojalá no lo hagan, dicen desde el peronismo en Santa Fe. Ellos también quieren ser diputados nacionales.