Abogada – Política – Diputada Nacional

Idea #21. Diversificar la matriz energética.

Compartir
Compartir
Compartir

idea 21
Actualmente, los hidrocarburos (petróleo y gas natural) representan un 90% de nuestra matriz energética. No es inteligente apostar exclusivamente al desarrollo de los hidrocarburos no convencionales. Argentina necesita maximizar la producción de todas las fuentes de energía disponibles. Porque tenemos que cuidar nuestro medio ambiente y, también, porque tenemos que lograr sustentabilidad energética de mediano y largo plazo. Por eso es imprescindible una planificación de mediano y largo plazo del sector energético.

Hoy hay distintas energías alternativas que no sólo contribuyen a diversificar la matriz sino que bajan el costo total de la energía. Un programa eficaz de desarrollo de energías renovables nos permitirá incrementar la producción de Biodiesel, Bioetanol, Energía Eólica, Energía Solar, Biomasa o Hidroelectricidad de baja potencia. No sólo es por sí mismo importante la producción de energía, sino también la cadena de valor que puede generarse alrededor de cada tipo de energía.

Diversificar la matriz en el caso de nuestro país nos permite realizar la inversión de capital al inicio (como en el caso de la eólica o hidráulica) y pagar sólo el mantenimiento luego.

Los hidrocarburos necesitan inversiones «permanentes» que a veces a nuestro país le cuesta sostener. Este beneficio se agrega al ambiental por introducir energías más amigables con el medio ambiente.

Focalización de los subsidios estatales que hoy recibe el sector en los sectores de la demanda que realmente los necesitan y en el desarrollo de energías alternativas y renovables. Impulsar la diversificación y sustentabilidad de la matriz energética nacional a través de incentivos normativos y financieros para el fomento y desarrollo energías renovables y limpias, cumpliendo entre otras cosas, con los objetivos definidos en la Ley 26.190 de fomento de las energías renovables orientadas a la generación eléctrica, fijando nuevas metas de reconversión progresiva de dichas fuentes energéticas.