Abogada – Política – Diputada Nacional

Idea #24. Ordenamiento ambiental del territorio.

Compartir
Compartir
Compartir

idea 24
El ambiente no reconoce fronteras económicas, políticas o jurisdiccionales. Por ello, debemos planificar el desarrollo desde un enfoque ecosistémico, con una mirada integral del territorio y considerando sus condiciones naturales, económicas, sociales y culturales especificas.

Proponemos establecer un plan de ordenamiento ambiental del territorio desde un enfoque ecosistémico, con el objeto de, entre otras cosas:

a Promover un equilibrio entre conservación, producción y desarrollo urbano.

b Proteger y recuperar la capacidad productiva de nuestros suelos, reduciendo la tendencia al monocultivo, promoviendo la diversificación productiva y alentando el desarrollo de las economías regionales.

c Generar un plan de identificación y protección de áreas clave para la conservación, considerando tanto áreas territoriales como marino-costeras.

d Impulsar la total implementación de la Ley de Glaciares y la Ley de Bosques Nativos.

e Impulsar medidas de mitigación y adaptación a los impactos del cambio climático

Estas medidas deben realizarse a través de la participación multisectorial, multi-jurisdiccional y multinivel en los procesos de toma de decisiones.

Impulsar modelos sustentables de ciudades que se inserten en el marco de un nuevo paradigma de desarrollo. En colaboración y coordinación con las provincias y los municipios, generar un sistema integrado de redes de gestión y recolección de residuos sólidos urbanos, brindando apoyo técnico y financiero. Deberá prestarse especial atención a la articulación de políticas tendientes de gestión de residuos en las principales áreas metropolitanas del país.

Desarrollar una política de educación ambiental que impulse la valoración de los bienes comunes y conductas sustentables con el ambiente; promueva nuevas relaciones de producción y consumo; y genere estrategias de comunicación sobre el tema ambiental, con el objetivo de fortalecer una ciudadanía informada, consciente y crítica de las problemáticas ambientales.