Categorías
Actualidad

Stolbizer lanzó su libro “Yo Acuso” junto a Vidal, Lifschtiz, Morales, Massa y Ocaña


Al momento de presentarla, tres gobernadores y dos legisladores de cinco partidos elogiaron la coherencia, la ética y el coraje de Margarita Stolbizer. Pero lo primero que se le ocurrió decir a la líder de GEN, al presentar su libro «Yo acuso», no fue gracias, sino otra palabra: esperanza.

«Esta convocatoria tan plural y diversa me genera esperanza en la Argentina», señaló, para desatar la primera tanda de aplausos.

La cita, en un Palacio San Miguel que desbordó de dirigentes políticos, intelectuales y periodistas, convocó sobre el escenario a los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Miguel Lifschtiz (Santa Fe) y Gerardo Morales (Jujuy), además del diputado Sergio Massa y la legisladora porteña Graciela Ocaña. Pero la foto que demandaba la ansiedad electoral, con Stolbizer en medio de Vidal y Massa, dos que se la disputan como aliada para 2017, nunca sucedió: el ex candidato presidencial llegó tarde y la gobernadora ya había partido.

Ajena a todo eso, la atención de Stolbizer estuvo puesta en reflejar que su libro, que indaga en la trama, los orígenes y consecuencias de la corrupción del kirchnerismo, y que se centra en la figura de Cristina Kirchner, no se reduce a una descripción de investigaciones.

«Es una convocatoria a reflexionar sobre lo que nos pasó, porque los que nos pasó es una vergüenza, un genocidio social. Hay que mirar la corrupción con los ojos de María Luján Rey [la madre de Lucas Menghini, muerto en la tragedia de Once], con los ojos de los inundados de La Plata, con los ojos de los que todavía esperan su vivienda o perdieron una vida en una ruta. El libro busca conmover el corazón para que esto no vuelva a pasar», resumió la diputada.

Pidió Stolbizer no equiparar corrupción con política, no sólo por los políticos que son honestos, sino «por los elefantes que se esconden» en esa generalización. Y pidió reivindicar a la vicepresidenta Gabriela Michetti, luego de que se equiparara el dinero que fue robado de su casa con los bolsos con dólares de José López.

Pero aclaró, con la mirada en Cambiemos: «Esto no quiere decir que no exijamos transparencia. Los que gobiernan deben ser no sólo no corruptos, también deben ser prolijos, austeros y, sobre todas las cosas, ejemplares». El cierre, que pudo ser el principio, fue para plantear su libro como una suerte de «Nunca Más» de la corrupción.

«Este libro no es un relato, es una convocatoria a un pacto contra la corrupción, cerró.

Bajo el mismo signo lo colocó Luis Majul, editor de la publicación (Margen Izquierdo-Planeta): «Los políticos escriben libros para la campaña. Malos, impublicables. Este es el mejor libro que publiqué. Es un libro para la historia».

Los invitados se enfocaron más en la figura de Stolbizer. Ocaña, en su «sencillez». Morales, en su «coraje». Lifschitz, en su ejemplaridad «ética y moral». Vidal fue un poco más allá: habló de «dar juntos las mismas peleas que todos estamos dando». Massa parafraseó el saludo que Stolbizer le ofrendó anteayer, cuando ambos compartieron su primera cita partidaria: «No estoy acá de casualidad: estoy convencido de que estás poniendo un mojón en la historia».

La taquilla del Palacio San Miguel reflejó la centralidad de Stolbizer en los últimos meses y el respeto que genera en otras fuerzas, pero también la apetencia por seducirla para 2017: aunque hubo mayoría del GEN, el socialismo y Libres del Sur, los diputados, senadores y referentes del massismo superaron en número al resto. Vidal llegó con cuatro ministros: Federico Salvai (Gobierno), Cristian Ritondo (Seguridad) Joaquín de la Torre (Producción) y Leonardo Sarquís (Agroindustria), además del intendente Jorge Macri.

Fotos: Prensa Stolbizer

Fuente La Nación