LA REPRESIÓN EN FORMOSA ES PROPIA DE UN GOBIERNO AUTORITARIO