UNA JUSTICIA QUE SE EMPIEZA A DESPERTAR

Margarita Stolbizer
Ya no cabe duda que el gobierno transitará su último año jaqueado por una justicia (nacional e internacional) que se empieza a despertar frente al saqueo perpetrado durante casi una docena de años. Sería esperable además una reacción social para saber que el “nunca más de la corrupción” constituye una decisión conjunta para investigar responsabilidades políticas y empresariales, no repetición y recuperación, al menos, de algo de lo que se han llevado.

Por Margarita Stolbizer para Clarín.

Por eso es tan importante poner luz sobre la causa denominada “ruta del dinero” vinculada con Lázaro Báez y aquellos que favorecieron el enriquecimiento injustificable y exorbitante del empresario-amigo.

Sobran elementos probatorios acerca de la ilicitud de esa montaña de dinero que sacaron del país por distintas vías y sin controles. La ineficacia o complicidad de la Aduana y la AFIP en estos recorridos tal vez pueda explicar la insólita irrupción verborrágica de su titular en los últimos días. No hay otra explicación que el trato preferencial para la adjudicación de cantidades de obras -cuyo costo a esta altura es inconmensurable- pagadas con sobreprecios. Valga una digresión para no dejar pasar sin advertir sobre la centralidad decisoria del Ministerio de Planificación.

Tampoco escasean documentos y testimonios (hasta la confesión pública de partes que millones vimos por TV). Con fundamentos, el juez titular de la causa 3017/13 “BÁEZ LÁZARO ANTONIO Y OTROS S/ ENCUBRIMIENTO” resolvió procesar a Leonardo Fariña y Federico Elaskar, aunque resulte inexplicable que no se hayan encontrado razones suficientes frente a los otros imputados. Más adelante han ido otras pesquisas realizadas fuera del país. Suiza, a través de su Ministerio Público y -mediante un dictamen técnico del Centro de Competencia Economía y Finanzas-, convalidó el informe de dos bancos sobre la existencia de fondos depositados por Teegan Inc. como pertenecientes a la familia Báez, y dispuso sobre ellos un bloqueo que se mantiene hasta hoy. Los fondos buitres, -con la avidez que los caracteriza tras la carroña verde- encontraron cuentas de igual origen en el estado de Nevada, Estados Unidos. Hoy pueden extorsionar al gobierno porque la plata está y porque su origen es ilícito. De lo contrario no podrían hacerlo.

Hay muchas evidencias sobre la existencia del delito preexistente para habilitar (solo de esta forma) el avance en las investigaciones por lavado de dinero. Claro que si se cierran en la infranqueable y funcional justicia de Santa Cruz o se mantienen las atribuciones para disponer arbitraria y discrecionalmente de los recursos públicos, o la lentitud de nuestra burocracia dilata los procedimientos, aquellos objetivos (terminar con la corrupción, juzgar responsabilidades, condenar responsables y recuperar activos) podría volverse ilusoria.

Nos dicen desde posiciones cada vez más demagógicas y extendidas en todo el arco de político que hacen falta normas con menos garantías para enfrentar la inseguridad. No se dan cuenta de que la única forma es erradicar la corrupción, origen y causa de todos nuestros males, especialmente el de la violencia y la pobreza. El Congreso Nacional expropió Ciccone y estatizó la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, ambos casos para ocultar las huellas que allí había de los delitos cometidos. En este camino, -y bajo el amparo de las mayorías ganadas en el 2011 con muchos de los que van abandonando el barco ante el inminente naufragio-, en cualquier momento se proclama la soberanía de las rutas y pasamos Austral Construcciones a manos del Estado/Gobierno/Kirchner (¿da lo mismo?).

Políticas públicas frente al delito, justicia independiente y eficiente. Luchar contra la corrupción porque nos degrada como pueblo, subvierte los valores porque sobrepone los negocios individuales sobre el interés común y obtura nuestras posibilidades de desarrollo con equidad. No es pura moralina; las pérdidas se miden en vidas humanas, en calidad educativa, trabajo, salud y seguridad. Salir del pozo y encontrar la luz hacia el futuro debe ser la expresión de una voluntad colectiva, compartida y comprometida, y que nadie se haga el distraído.

  •  
  •  
  •  

Artículos relacionados

Publicado en Actualidad